Senderismo – Lagunas de Carros y Sotillo

LAGUNAS DE CARROS Y SOTILLO

Distancia: 11 Km. aprox. (De Ribadelago Nuevo a Sotillo de Sanabria).
Dificultad: media/alta.
Desnivel: 600m. aprox. Tramos con bastante pendiente.
Ruta: Senda y Pista Forestal. Balizas Amarillas.

Época recomendada: Todo el año, en especial primavera y otoño.
Esta ruta se puede hacer de ida y vuelta con ida y vuelta en Ribadelago Nuevo o bien con la salida de Ribadelago y la llegada en Sotillo de Sanabria; para lo cual necesitaremos un coche de apoyo. Comenzaremos en Ribadelago Nuevo, por la primera calle a la izquierda pasando la plaza, continuamos por un camino empedrado cada vez más estrecho y en continua subida, hasta que lleguemos a un cruce donde seguiremos por la izquierda. La senda que asciende por la morrena lateral que bordea el Lago de Sanabria en la que se ha desarrollado un frondoso robledal donde se pueden ver serbales, acebos y avellanos. A la zona se le conoce con el nombre de “Beseda” y es hoy uno de los bosques autóctonos mejor conservados. El bosque comienza a desaparecer cuando llegamos a la altura de la Laguna de Carros (1.330 m.). Si deseas visitar dicha laguna deberás desviarte ligeramente de la senda hacia la izquierda una vez que la divises.
Después de admirar la Laguna de Carros tendrás que volver hacia atrás hasta la senda principal y continuaremos por el camino de la derecha, tras algún kilómetro andando el robledal dará paso a “chaguazos” y escobas, aquí tendrás, a tu izquierda, unas vistas del Lago de Sanabria impresionantes. Tras seguir otros dos kilómetros y subir un montículo veremos la Laguna de Sotillo (1.600 m.). Antes de llegar a la laguna, si te fijas, podrás ver muy a lo lejos las Cascadas de Sotillo, también las oirás. Y como guía decirte que en tu camino deberás cruzarte con una fuente (la Fuente de los Gallegos).
Una vez aquí podemos regresar por el mismo camino o bien podemos coger la senda que parte junto al arroyo o desagüe de la Laguna de Sotillo; pronto empezaremos a descender en dirección izquierda y empezaremos a ver mojones que marcan la ruta, hasta que alcancemos a ver el río Truchas que es cuando la senda se hace más ancha, hasta llegar a la ladera donde podremos oír y observar la majestuosidad de las Cascadas de Sotillo. Tras observarlas seguimos la pista forestal repleta de robles que nos conducirá hasta Sotillo de Sanabria.


Comparte ésta entrada:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail