Perseidas 2016. Una lluvia de estrellas Excepcional

Una año más vuelven las Perseidas, la lluvia de estrellas más popular de todo el año, por ocurrir en pleno verano y producir un gran número de meteoros brillantes. Para su buena observación, es necesario un cielo oscuro, y ello requiere que la luna esté en una fase favorable.

¿Qué son las perseidas?

estrellas.1Las Perseidas, también conocidas popularmente como las Lágrimas de San Lorenzo, son una de las lluvias de meteoros más activas del año. El máximo de la lluvia de estrellas se produce habitualmente entre el 11 y el 13 de agosto, aunque su actividad se extiende desde el 17 de julio hasta el 24 de agosto. Su coincidencia con los meses de verano en el hemisferio norte la convierte en la lluvia de estrellas más popular y más observada del año.

Las Perseidas reciben su nombre de la constelación de Perseo, donde se encuentra el radiante de la lluvia. Por una cuestión de perspectiva, las estrellas fugaces parecen provenir de un mismo punto en el cielo, que se sitúa en la constelación de Perseo. Los meteoros son generalmente rápidos, alcanzando los 59km/s, lo que hace que sea muy fácil perdérselos si uno no está atento. Además, algunas estrellas fugaces son muy brillantes e incluso iluminan totalmente el cielo durante unos segundos, dejando a su paso una estela de humo. Estos meteoros se denominan bólidos.

¿Por qué suceden?

Cada año por estas fechas nuestro planeta cruza la órbita del cometa Swift-Tuttle, que tiene un período de 130 años y que pasó cerca del Sol por última vez en 1992. Esta órbita está llena de partículas pequeñas, como granos de arena o menos, que han sido liberadas por el cometa en sus pasos anteriores. Cuando una de estas partículas, que formaron en su día la cola del cometa, entra en la atmósfera terrestre, la fricción la calienta hasta vaporizarla a gran altura (unos 100 km). Durante unos segundos, la partícula brilla como si fuera una estrella, y por eso este fenómeno recibe el nombre popular de estrella fugaz. No se trata por tanto de una estrella sino de una partícula de polvo incandescente.

Durante el último acercamiento del Swift Tuttle en 1992, se alcanzó ese año un pico de actividad extraordinario (THZ 300). Desde entonces, ha ido disminuyendo progresivamente hasta situarse en el nivel actual (THZ 100).

¿Qué es la THZ?

La Tasa Horaria Zenital (THZ) indica la cantidad de meteoros por hora que se podrían observar en condiciones óptimas. Sin embargo, esto no significa que se puedan observar 100 meteoros cada hora, puesto que hay muchos factores que afectan a este cálculo teórico. Por ejemplo, la contaminación lumínica ocultará los meteoros más débiles, que son precisamente los más abundantes. Además, esta cifra indica la intensidad de meteoros en el momento máximo de la lluvia, suponiendo que el radiante estuviera en el zenit y que no nos perdiéramos ni uno solo, cosa imposible ya que nuestros ojos no pueden cubrir el 100% del cielo.

¿Qué se espera en 2016?

Este año la Luna interferirá en la observación del fenómeno, ya que aparecerá en el cielo en fase creciente. Se recomienda observar la lluvia de estrellas la noche del 11 al 12 de agosto a partir de las dos de la madrugada, cuando está previsto el primer ciclo de actividad y la Luna tendrá menos efecto.

Para disfrutar de las Perseidas no es necesario utilizar telescopios ni ningún otro tipo de instrumento óptico. Solo es necesario observar el cielo desde algún lugar lo más oscuro posible y lejos de la contaminación lumínica de las ciudades.

Esto no es garantía de un estallido de actividad pero las probabilidades sí son más altas.

Observacion

radiantePara la observación de las estrellas fugaces no hace falta ningún otro instrumento, a parte de nuestros propios ojos.

Lugar: conviene buscar un lugar sin obstáculos desde donde sea visible todo el cielo y alejarse todo lo posible de las luces de la ciudad, puesto que la contaminación lumínica ocultará las estrellas fugaces más débiles, que son las más abundantes.

Dónde mirar: aunque hemos comentado que los meteoros parecen provenir de la misma región del cielo, el radiante, no conviene mirar directamente hacia ese punto, pues solo veremos trazos cortos  y débiles. En cambio, es recomendable mirar a unos 25º a los lados o sobre el radiante en dirección Norte o Sureste. Aunque, ten en cuenta que la constelación de Perseo no aparece sobre el horizonte hasta la medianoche, cuando comenzarán a verse más meteoros.

Qué llevar: para disfrutar de una noche de observación es imprescindible llevar algo de ropa de abrigo; aunque sea verano y por el día haga mucho calor, la temperatura en el campo baja drásticamente y necesitaremos llevar pantalón largo, buen calzado y algo de abrigo. Además, para gozar de una observación cómoda es importante llevar tumbonas, esterillas o mantas, para poder mantener la vista en el cielo sin que sufra nuestro cuello. Y, por supuesto, no olvides llevar comida y bebida para pasar la noche.

Consejo: Ir siempre acompañado. A fin de cuentas es una excursión nocturna, y ante todo debe primar la seguridad. Además, la astronomía se disfruta mucho más en compañía y seguro que tendréis una noche divertida e inolvidable.

Fotografiar estrellas fugaces

Fotografiar lluvias estrellas no es complicado técnicamente, pero sí requiere mucha paciencia y algo de suerte. Para conseguir fotografiar estrellas fugaces necesitaremos un trípode, una cámara que nos permita hacer exposiciones largas (al menos 20 segundos) y un disparador a distancia, preferiblemente un intervalómetro que te permita programar las tomas y despreocuparte de la cámara.

Para fotografiarlas necesitarás poner un ISO alto (en torno a ISO 800), diafragma muy abierto (F3,2-F4) y un objetivo gran angular para cubrir un trozo de cielo amplio. Antes de empezar a disparar, enfoca de forma manual al infinito y programa tu intervalómetro para que haga infinitas fotos de varios segundos. El tiempo de exposición dependerá de tu objetivo y, sobre todo, de la contaminación lumínica; pero lo ideal sería de 20 a 60 segundos de exposición.

¡Suerte y buenos cielos!

Fuente: Ministerio de Fomento (IGN) y Blog de Astroafición


Comparte ésta entrada:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail